La Misión Arcturiana en la Tierra


Extractos del libro Conectando con los Arcturianos

Canalizado por David K. Miller

 

Somos los Arcturianos

Somos los Arcturianos y yo soy Juliano, uno de los comandantes del contingente que supervisa la conexión con la Tierra. Sentimos un gran interés por la Tierra porque nos consideramos las comadronas de vuestro nacimiento espiritual a la quinta dimensión. Vosotros no concebís que un nuevo Hombre nazca en la tercera dimensión sin que nadie ayude a la madre y al bebé. Por lo tanto, hemos sido designados ayudantes competentes para asistiros en vuestro nacimiento. Somos como un imán que atrae vuestra energía espiritual para conducirla a los reinos superiores.

Os rogamos que comprendáis lo importante que es para vosotros que tengamos esta atracción magnética. En vuestra tercera dimensión existen numerosas distorsiones y desviaciones. Sabemos que os resulta difícil concentraros. Somos expertos en enfocar la energía a los reinos espirituales más elevados. La labor que hacemos con vosotros fomentará y acelerará vuestro desarrollo para ayudaros a pasar a la quinta dimensión de forma cómoda y sencilla. Por ello, pensamos que estar juntos forma parte del proceso de vuestra ascensión.

Muchos de vosotros tenéis múltiples conexiones de vidas anteriores con diferentes sistemas estelares, como las Pléyades y otros sistemas galácticos de los que no sois conscientes con vuestra base de conocimientos terrestre. No olvidéis que os conectáis con los demás sistemas estelares a través del Portal Estelar Arcturiano, es decir, de nosotros. Somos seres afectuosos y estamos al servicio de la máxima sabiduría. No interferimos, sino que nos limitamos a conduciros a esos planos en calidad de ayudantes y guías.

Es importante que aprendáis a relacionaros con las dimensiones superiores y a adquirir más soltura en el intercambio con otros seres planetarios que están en línea con los objetivos de vuestro desarrollo, sobre todo cuando os encontréis con los que llamáis seres extraterrestres, porque debéis procurar alinearos con quienes comprenden y apoyan el camino del desarrollo evolutivo que habéis elegido.

Tal vez penséis que somos seres espirituales muy evolucionados de la quinta dimensión que ayudan a los terrestres en su transición. Nosotros también experimentamos, hace mucho tiempo, el cambio desde la tercera dimensión, nuestra propia Ascensión. Hemos evolucionado a un estado superior de conciencia, un estado que muchos de vosotros admiráis enormemente y en el que deseáis participar. Este estado de conciencia guarda relación con la superación de los primitivos instintos básicos y con el paso a una frecuencia más alta que os permitirá existir en vuestros cuerpos de luz.

Esta es realmente la finalidad de vuestro camino evolutivo en la Tierra. Deseáis abandonar lo físico e ir a la luz. ¿Qué significa «ir a la luz»? Se refiere a vuestra capacidad para estar en vuestros cuerpos de luz, libres de las limitaciones físicas de la Tierra, libres de la necesidad de los aspectos sumamente constreñidos de vuestras vidas, aspectos que tienen que ver con el carácter finito de la concepción de vuestra existencia.

No solo hemos trabajado con muchas semillas estelares, sino que también hemos observado el proceso de cambio evolutivo de numerosos planetas. Nos resulta muy interesante observar la Tierra y el cambio planetario que experimenta en estos momentos. Nunca antes un planeta ha dispuesto de tanta ayuda como tiene ahora la Tierra. Debéis saber que muchos seres superiores se interesan y preocupan por la Tierra y que velan por vosotros. Además, están participando en la evolución de la Tierra y en su nuevo nacimiento. Literalmente, la Tierra está «renaciendo». En el Universo existe un ciclo continuo de muerte y renacimiento. La Tierra está viviendo un proceso de nacimiento, y vosotros os halláis en la cúspide de este cambio evolutivo.

 

Misión Arcturiana en la Tierra

Los Arcturianos han estado conectados con la Tierra y la raza humana durante los últimos 150.000 años en diferentes formas y, durante los últimos 20.000 años, hemos estado muy implicados en los asuntos del planeta Tierra. Algunos de nosotros estuvimos aquí mucho antes, pero ahora estamos en la fase activa de nuestra implicación planetaria. En vuestro período histórico actual hemos mantenido importantes contactos con vosotros. Estuvimos con los Hebreos en el Monte Sinaí bajo la dirección de Sananda y de otros. Hemos estado supervisando algunos de los cambios evolutivos que se han producido. Aún más recientemente, hemos trabajado directamente con muchos de los Nativos Americanos. Ahora colaboramos muy estrechamente con muchos de vosotros como semillas estelares. Podéis comprobar, por tanto, que nuestra relación con la raza humana viene de largo.

En estos momentos mantenemos un buen contacto y estamos muy implicados en la evolución de la Tierra porque hay aquí muchas semillas estelares Arcturianas. Trabajamos con el permiso y al servicio de vuestra Hermandad Blanca. Reconocemos a Sananda como el Maestro Ascendido de vuestro planeta. La guía que os ofrece procede de la fuente galáctica más elevada. Conectamos con este conocimiento, así como con su trabajo y su gran afecto. Reconocemos todas vuestras experiencias religiosas, con el único deseo de llevaros a la más elevada interfaz con la luz espiritual.

Es cierto que continuamente otros seres espaciales van a vuestro planeta para observar. Actualmente, algunos de ellos interactúan con vosotros. Nosotros solo nos relacionamos con ciertas personas elegidas en un plano modificado, pero queremos que seáis conscientes de nuestra presencia, tal y como nos han autorizado las fuentes más elevadas, en conjunción con vuestra evolución planetaria.

No hemos intervenido directamente en los cambios evolutivos o en la reestructuración genética de los humanos, cuestiones que quedaron en manos de los Pleyadianos y los Sirianos. Otros grupos extraterrestres también se han dedicado a esta labor. Nosotros, sin embargo, actuamos más en la función de maestros o supervisores. Estamos aquí para ayudaros en vuestra graduación, de forma que podáis ascender al Portal Estelar y entrar en el reino de la quinta dimensión.

Nuestra misión actual en la Tierra es de base muy amplia. Es una misión de amor, desarrollo espiritual y aprendizaje. Se trata de una misión de conexión y, más concretamente, de infusión de energía. La Ascensión es una forma de expansión, para la que se precisa más energía. Esta es una ley universal. Podemos ayudaros a acelerar vuestro sistema mental, emocional y físico a través del proceso de infusión de energía.

La Tierra está viviendo una transición interdimensional. Se están abriendo los cerrojos de los reinos de la tercera dimensión, no solamente para vosotros, sino también para la Tierra. Gracias a ello se producirá una enorme transmisión de energía. Si enfocáis vuestra energía en seres superiores como nosotros, podréis trabajar con eficacia en esta nueva energía. Nos complace enormemente poder fijar ahora de forma más profunda la energía de la quinta dimensión en vuestro sistema planetario y ayudar a la Tierra en su proceso de ascensión.

En esta situación inicial de aumento de la energía y de apertura a las dimensiones superiores necesitáis una diana en que enfocar la energía. Y esta es una de nuestras misiones con respecto a vosotros: facilitaros una diana coherente, etéricamente pura y de elevada energía espiritual. Os facilitamos una pasarela para que os reunáis con nosotros, del mismo modo que tenemos una pasarela que conduce a la galaxia. Es nuestro regalo para vosotros. Queremos que sea una pasarela de grupo, porque nos comunicamos y trabajamos como una conciencia de grupo.

Deseamos ayudaros a elevar vuestro nivel de conciencia hasta que podáis entrar en los corredores dimensionales que ahora se están abriendo. Podéis utilizar estos corredores dimensionales para comunicaros e interactuar con nosotros. Podemos entrenaros para que trabajéis en espacios interdimensionales y os proyectéis a través de los corredores hasta nuestras naves, y después al sistema Arcturiano. Podemos ayudaros a proyectaros a los templos interdimensionales situados en las hermosas montañas de Arcturus.

También tenemos la misión de ayudaros en vuestra purificación. Venid a nosotros en vuestra conciencia, sabiendo que os ayudaremos a purificaros y limpiaros, para que podáis alcanzar, al igual que vuestro planeta, un plano más elevado. Sabemos cómo ayudaros a purificar vuestras pautas de pensamiento. Hace tiempo nos dimos cuenta de que cuando refináis las pautas de pensamiento, vais por buen camino hacia vuestro nacimiento espiritual.

Somos una raza espiritual y nos comunicamos por telepatía. Somos especialistas en conduciros a la luz espiritual más elevada y en utilizar las cámaras de sanación para ayudaros. Os hacemos llegar un haz de luz azul dorada que emite rayos muy poderosos que entrarán en vuestro chacra de la corona. Con este impulso de energía os saludamos personalmente a cada uno de vosotros. Os recomendamos que hagáis entrar esta energía en vuestro chacra de la corona y expandáis la conciencia incluso más allá de vuestra incipiente conciencia de los Arcturianos.

 

La Tierra en peligro

Es cierto que otros seres espaciales están llegando continuamente a vuestro planeta con la intención de observar. Algunos de ellos están interactuando con vosotros. Nosotros solo lo hacemos con ciertas personas elegidas en un nivel modificado e intentamos generar conciencia de nuestra presencia. Esto ha sido autorizado por las fuentes superiores en conjunción con la evolución planetaria.

Sabemos que el Maestro Sananda es ahora el comandante en jefe de toda la operación del planeta. Anteriormente ya hemos colaborado con Sananda en otras funciones y estamos muy ilusionados de poder estar con él aquí. Su energía emocional es muy poderosa y es uno de los maestros del Universo capaz de utilizar la energía emocional con fines de transformación interior. Es una de sus especialidades. En estos momentos, su energía existe simultáneamente en muchos lugares de nuestra galaxia.

Conocemos vuestra búsqueda de energía superior y vuestro deseo de acceder a las dimensiones superiores. Sabed que hemos estado con vosotros antes y que muchos de vosotros estáis conectados profundamente con nuestra labor. Nos han pedido ayuda para allanar el camino a quienes sienten una conexión con la conciencia Arcturiana. Quienes se sienten atraídos por las energías Arcturianas poseen perspicacia y un alto grado de energía. Las personas que se acercan a la energía Arcturiana ya están muy evolucionados, son muy sensibles, etéricas y musicales. Vuestras vibraciones son muy perceptibles para nosotros y estamos abiertos a utilizar diferentes canales de comunicación, como los colores, los sonidos y la música.

La labor que hacemos con las líneas de la red electromagnética planetaria contribuye a estabilizar la Tierra y permite que esta se mantenga a sí misma en su integridad. Estamos ayudando a la Tierra a evitar que se desintegre la tercera dimensión, que podría haberse desintegrado antes a causa de algunas creaciones, como las bombas atómicas y el experimento de Filadelfia. Ahora no vamos a entrar en detalles, pero la tercera dimensión ha estado en grave peligro.

Por consiguiente, parte de nuestra labor consiste en estabilizar en la medida de lo posible la tercera dimensión, de modo que vosotros podáis evolucionar. Como planeta estáis evolucionando de forma acelerada y por ello nos han ordenado que os ayudemos. Cuanto más tiempo permanezca intacta la tercera dimensión, tanto más trabajo podrá llevarse a cabo. Podéis verlo como si os encontrarais en una mina que se está derrumbando; la galería debe sostenerse para poder salir e ir a otro reino. Esto es lo que está sucediendo aquí en la Tierra. Estamos sosteniendo las galerías gracias al trabajo de red que creamos. En la medida en que sigamos con este trabajo de red podréis entrar en el próximo reino.

 

Interacción Arcturiana con la Tierra

Hemos sido elegidos para cumplir una misión en la Tierra por nuestra devoción al servicio y nuestra capacidad para mantenernos en reinos interdimensionales. No nos han ordenado que nos materialicemos, pero hemos de poder sobrevivir confortablemente en reinos interdimensionales. De la misma forma que vosotros dependéis de una bombona de oxígeno bajo el agua, nosotros debemos entrenarnos para seguir conectados a la frecuencia Arcturiana a fin de preservar la luz y la energía en un espacio interdimensional. Nos han elegido por nuestra capacidad para resistir durante largos períodos de tiempo sin contacto directo con nuestros hermanos y hermanas en el planeta madre. Asimismo, hemos de poder reponernos cuando contactamos con nuestros equipos de apoyo en nuestro planeta.

Nuestras naves son vehículos interdimensionales, pero no las materializamos a menos que sea absolutamente necesario. Sabed que si lo hiciéramos pasaríamos a estar sujetos a las energías y leyes de la tercera dimensión. Nuestras naves residen en el plano de la quinta dimensión. Desde la nave nodriza podemos enviar naves de enlace más pequeñas a la tercera dimensión. Pocas veces veréis estas pequeñas naves, a menos que vuestra visión multidimensional esté bastante avanzada. Actualmente, solo unos pocos pueden tolerar la energía que emiten estas naves.

Como seres de un espacio dimensional superior, no nos manifestaremos físicamente por varios motivos. Uno de ellos tiene que ver con nuestra resistencia a una realidad kármica negativa. Sin embargo, es más conveniente para vosotros que entréis en los corredores dimensionales que estamos contribuyendo a abrir para que podáis alcanzar nuestro nivel de conciencia. Lo disfrutaríais más y os beneficiaría más que a nosotros ir a vuestra dimensión.

Nuestro campo vibratorio es superior al vuestro. Tendríais dificultades para vernos a menos que ralentizáramos nuestro campo. Es preferible que vosotros aceleréis el vuestro y entréis en contacto con nosotros. De todos modos, vais en esta dirección. Por este motivo muchos extraterrestres no han adoptado una presencia física. Quienes poseen una naturaleza superior no quieren ralentizarse. Vuestros ángeles y maestros trabajan actualmente con vosotros para acelerar y elevar vuestras vibraciones.

A continuación abordaremos el asunto de la materialización de cosas. Sencilla y llanamente no materializaremos nada para vosotros, porque supone una interferencia en vuestro proceso kármico. Solo os sacaremos del plano físico y apareceremos si estáis en peligro y la situación es urgente. Si éste no es el caso, no interferiremos en ese camino kármico. No sería lo mejor para vosotros que interfiriéramos de esa forma. Sin embargo, podemos dirigiros y trabajar con vuestra frecuencia, mediante información e ideas que os entregaremos en los corredores.

Gracias a nuestro compromiso con el desarrollo espiritual, se nos permitió aprender los secretos del viaje interdimensional. Los portales interdimensionales solo dejan entrar a los seres de frecuencia superior. Hay otros seres que han ido a la Tierra, como los Grises, que no utilizan los portales interdimensionales superiores que nosotros utilizamos. No están tan avanzados espiritualmente como los Arcturianos o los Pleyadianos. Tenemos poderes superiores porque estamos más desarrollados espiritualmente. Incluso los seres menores —también seres de vuestro planeta menos desarrollados espiritualmente— pueden obtener un alto nivel de conocimiento tecnológico. Los Grises, por lo tanto, son un ejemplo de seres que, a pesar de tener menos vibraciones, pueden conseguir un nivel muy alto de conocimiento tecnológico.

Es debido a esta disparidad, es decir, a la posibilidad de que seres menores pero tecnológicamente avanzados lleguen a la Tierra, que nos han permitido trabajar con vosotros de forma tan intensa. No se aceptará un desequilibrio demasiado grande. No se puede admitir que quienes ejercen el poder y quienes se hallan en una vibración inferior y dominan la alta tecnología tengan demasiado éxito; hace falta un contrapeso. No hay duda alguna de que el nuevo movimiento, o la nueva era, se ha producido a la vez que los grandes avances tecnológicos y así seguirá sucediendo. Vuestro trabajo continuará y el trabajo de las semillas estelares y de los trabajadores de la luz en vuestro planeta se fortalecerá.

Vuestros científicos han buscado formas de trastocar los patrones de energía de los extraterrestres visitantes. Habéis escuchado historias de cómo se han apuntado radares y otros tipos de sistemas energéticos contra los extraterrestres a fin de perjudicarles. Estas ondas de radio y otros tipos de ondas de radiación de elevada aceleración pueden ser perturbadoras y prevenir la transmutación completa en dimensiones superiores. Podéis imaginároslas, por ejemplo, como esas pistolas de rayos que habéis visto en vuestros cómics. Nuestra tecnología es muy avanzada y tenemos la capacidad de protegernos incluso frente a esas ondas de radio de elevada aceleración que llamáis radar. Otros extraterrestres no han aprendido a hacerlo.

 

Radiación nuclear

Vivís en un universo muy dinámico. Existen grandes poderes y fuerzas que pueden abrir puertas a otras dimensiones. Si estas puertas no se estabilizan debidamente, puede producirse una catástrofe. Las separaciones entre dimensiones pueden provocar grandes explosiones; ha habido casos de aniquilación de planetas enteros debido a un mal uso de la tecnología energética. La posibilidad de que se haga un uso incorrecto es tan peligrosa que ha motivado, entre otras razones, que muchos extraterrestres vengan ahora a la Tierra para asegurarse de que no suceda una destrucción de este calibre.

En el plano terrestre os movéis hacia delante, pero también os encontráis en un punto de posible autodestrucción, porque corréis el peligro de destruir todo el planeta. Desde nuestro punto de vista, el peligro de la destrucción planetaria es extremadamente elevado, en parte debido a que hay mucho conflicto, lucha y odio en vuestro planeta. Se mantiene la amenaza de un holocausto nuclear. Todavía podría producirse una guerra nuclear en el área de Oriente Medio. Si ocurre, el efecto que tendrá sobre el planeta será dramático y muchas personas se replantearán sus enfoques.

Hemos estudiado la energía que los seres de vuestro planeta han venido utilizando en la tecnología nuclear. No participamos de ningún modo en este tipo de tecnología. Al final, vuestro planeta también aprenderá a no utilizarla. Existe una clara posibilidad de que gran parte de vuestro planeta quede contaminado debido a la tecnología nuclear, lo cual, como podéis imaginar, es muy peligroso.

La conciencia pública no es suficientemente poderosa como para evitar que se expanda la radiación. Los niveles de radiación se están propagando a gran velocidad. Muchos de vosotros experimentáis en estos momentos niveles de radiación que no podríais tolerar hace 15 años.

La primera señal de una sobreacumulación de radiación es el debilitamiento del sistema inmunológico y su incapacidad para hacer algo al respecto. Es importante que los trabajadores de la luz se ocupen de sus sistemas inmunológicos y prosigan con su labor de protección. Los niveles insanos de radiación han provocado la necesidad de transmutarse a un espacio dimensional superior. Unos niveles de radiación elevados obligan a los trabajadores de la luz a echar mano de su habilidad para dirigir sus propios códigos.

Nuestras naves tienen estructuras y materiales interiores especiales que nos permiten trasladarnos a vuestra dimensión sin que nos afecte la radiación. Dejamos cuerdas o cables especiales en nuestras naves nodriza que regresan al planeta principal. Siempre existe un enlace formado por pautas de pensamiento creadas por varios de nosotros que permanecen en la nave nodriza. Contamos con grupos que trabajan continuamente para mantener la cuerda unida. Como se trata de una tarea difícil, debemos hacer turnos.

Nos preocupa mucho vuestra trayectoria. Conocemos vuestros últimos descubrimientos científicos. Estáis muy cerca de dar un gran paso con respecto a los viajes, y pronto podréis salir del Sistema Solar. Si no surgen problemas, podréis abandonarlo en los próximos 20 años. Digamos que, como planeta, os falta poco para comprender la existencia de corredores interplanetarios e intergalácticos. Nos inquieta mucho, al igual que a los demás hermanos y hermanas espaciales, que exportéis vuestra tecnología nuclear fuera del Sistema Solar.

 

Modelos informáticos proféticos

Nuestros ordenadores pueden leer vuestro futuro mediante la conexión con vuestro subconsciente. Todo lo que va a ocurrir está en el subconsciente planetario. Si intentarais leer directamente vuestro subconsciente, os sentiríais aterrados ante la abrumadora cantidad de material. Un ordenador puede hacerse cargo de esta actividad. Una vez dentro del subconsciente puede ser difícil distinguir lo que es real, pero no así para nuestros ordenadores. Por eso hemos utilizado la tecnología informática, a fin de desarrollar la pericia y la habilidad necesarias para evaluar el subconsciente. Sabemos que cuando el subconsciente grupal cambie, entonces el planeta cambiará y todo el género humano cambiará. Entonces se establecerán la paz y la prosperidad en este planeta. Vosotros podéis influir en esta transformación.

Hemos modelado nuestros ordenadores sobre la mente subconsciente. De hecho, nuestros ordenadores pueden sintonizar con una energía y percepción superiores a lo que podríamos conseguir por nosotros mismos. El desarrollo de nuestra tecnología informática nos ha permitido utilizar un enfoque multiinformativo para el estudio del futuro y del pasado, y nos ayuda a conocer cuáles serán los resultados a partir de información actual del presente.

Tenemos diferentes modelos informáticos de todas vuestras posibilidades futuras. Cada uno de estos modelos tiene un factor diferente y, por lo tanto, un resultado diferente basado en varias opciones que podrían suceder en la Tierra. Uno de los modelos indica grandes terremotos en zonas como California, con el consecuente resultado de un gran sufrimiento y devastación.

En otro modelo observamos a grupos de trabajadores de la luz dedicados a concentrar energía en todas las líneas de la red terrestre. Este trabajo de red crea vibraciones positivas por toda la Tierra y ayuda al planeta a evitar catástrofes. En otros modelos se puede ver la dominación mundial y el surgimiento de conflictos entre líderes mundiales. Estos modelos diferentes deberían revelar lo siguiente: vosotros, como trabajadores de la luz, todavía podéis influir en el resultado. Recordad que los pensamientos son muy poderosos. Vuestro trabajo como semillas estelares y trabajadores de la luz puede ser muy influyente. Sabed que sois seres poderosos y que estáis cumpliendo la misión de tender un puente que conduce a la siguiente dimensión.

En ninguno de nuestros modelos prevemos la extinción total de la vida en vuestro planeta. Desde siempre, el mayor peligro que corre la Tierra ha sido la desaparición absoluta de toda forma de vida. Si alguna vez ocurriera, tendría un efecto devastador en el karma de todos. Esta posibilidad de erradicación de toda vida en la Tierra no ocurrirá, porque muchos grupos extraterrestres, los Maestros Ascendidos y el reino angelical se dedican diligentemente a bombear más energía a la tercera dimensión. Trabajaremos con más ahínco con vosotros y otras semillas estelares para estabilizar vuestra dimensión actual y construir un puente para cruzar a la quinta dimensión. Este proceso será posible a través de vuestra labor como semillas estelares y trabajadores de la luz.

Debéis saber que existe un Plan Divino para este planeta. Podemos ver cómo se va desvelando este plan y no queremos interferir. Incluso lo que en vuestra realidad parece un resultado pésimo forma parte de un plan cósmico general. No os rindáis a la muerte y a la destrucción que están a punto de sobrevenir en la Tierra. Cuando podáis conectaros con la energía superior, entonces podréis establecer un enlace que os protegerá a vosotros y a vuestras familias.

Os enviamos luz, amor y una conciencia de vibraciones superiores.

Sobre la Organización

La Escuela Arcturiana para la Sanación Planetaria y la Ascensión Personal es una Asociación sin fines lucrativos dedicada a la enseñanza, instrucción, difusión y práctica de la Tecnología Espiritual Arcturiana.

Política de Privacidad
FAQ

Reciente en el blog

ENTRA EN EL BLOG

Localización

Estamos ubicados en el corazón de Sant Pere de Ribes, un pequeño pueblo que se halla al pie del Parque Natural del Garraf, a tan sólo 5 mins. de Sitges, 20 mins. de Vilafranca del Penedès y 35 mins. de Barcelona por autopista..

Mapa del sitio

Contacto

  • Teléfonos:
    (34) 938960328 / 628509455
  • Email:
    info@escuelaarcturiana.com
  • Dirección:
    Ildefons Cerdà, 60
    08810, Sant Pere de Ribes, Barcelona
    España